Lunes 27 de Marzo 2017

La estación Juan B. Justo del ramal Retiro-Mitre no cumple con los requisitos de acceso para personas con movilidad reducida

A partir de un reclamo de Red de Vecinos por la falta de cumplimiento de la ley de accesibilidad en la estación Juan B. Justo, del ramal Retiro-Mitre, el Secretario General a cargo del Defensor del Pueblo de la Nación, CPN Carlos Haquim, le solicitó a la oficina de Derechos de las Personas con Discapacidad que realizará un relevamiento en el que se verificó que no se cumple con los requisitos para asegurar el acceso a las personas con movilidad reducida.

compartir: | | |

La Ley Nº 24.314, de accesibilidad de personas con movilidad reducida al entorno físico y del transporte, establece la prioridad de la supresión de barreras físicas en los ámbitos urbanos arquitectónicos y del transporte con el fin de que todos los usuarios gocen de los mismos derechos al acceso. Por accesibilidad se entiende la posibilidad de las personas con movilidad reducida de gozar de las adecuadas condiciones de seguridad y autonomía como elemento primordial para el desarrollo de las actividades de la vida diaria sin restricciones derivadas del ámbito físico urbano, arquitectónico o del transporte, para su integración y equiparación de oportunidades.

Del relevamiento realizado por la Defensoría se verificó que la estación Juan B. Justo del Ramal Retiro-Mitre no presenta rampas que permitan a las personas con discapacidad y/o movilidad reducida el acceso a los andenes y, además, las formaciones ferroviarias no presentan trayectos que, en todo su desarrollo, cumplan con los requisitos establecidos por los artículos 20, 21 y 22 de la Ley Nº 22.431, del Sistema de protección integral de los discapacitados, y su reglamentación (Decreto Nº 914/97) para asegurar el acceso a las personas con movilidad reducida, especialmente de usuarios en silla de ruedas.

También se pudo constatar que no hay itinerarios que estén completamente libres de barreras y tampoco existen condiciones de seguridad y autonomía para el uso del servicio por parte de personas con movilidad o comunicación reducida. Algunos accesos están anulados y ninguno de los trayectos habilitados (que unen el exterior de las estaciones con el interior de los vagones) es totalmente accesible en los términos de la Ley Nº 22.431 anteriormente mencionada.

Además, las rampas construidas obligan a realizar trayectos muy prolongados y dificultosos. El cierre y anulación de lugares de ingreso y egreso a los andenes, modifican la estructura original de las estaciones que -por ese motivo- dejaron de cumplir con los requisitos que establecen la Ley Nº 19.587 y el Decreto Nº 351/79 (Anexo VII, Cap. 18), en relación a los medios de salida con los que deben contar las mismas y a las condiciones de seguridad a las que obliga el Decreto Nº 914/97 en materia de Seguridad durante la permanencia y circulación en los andenes.

El Defensor del Pueblo de la Nación considera que las obras destinadas a la adaptación de las estructuras deben ejecutarse con urgencia a modo de obtener una rápida mejora a partir de la rehabilitación de los accesos cerrados o anulados. Asimismo, resulta fundamental que se realicen las obras necesarias para mejorar el estado de la superficie de las calles y veredas que rodean las estaciones, implementar un sistema para salvar sin riesgos las distancias entre el borde del andén y la superficie del piso de los vagones, entre otras irregularidades verificadas durante el relevamiento.

 

 Ramal Tigre Mitres

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Developed in conjunction with Ext-Joom.com