Martes 26 de Septiembre 2017

Ante una nueva denuncia de Violencia Obstétrica, la Defensoría del Pueblo exigió a una clínica que garantice la práctica de parto humanizado

La Defensoría del Pueblo de la Nación exhortó a la Clínica Bazterrica de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a que arbitre las medidas del caso para optimizar la atención brindada a las mujeres en situación de preparto, parto y postparto, garantizando así el cumplimiento efectivo de la normativa vigente.

compartir: | | |

 

Una ciudadana, residente en la CABA, solicitó la intervención del Defensoría ante dicha clínica, debido a las situaciones de violencia obstétrica que debió vivir en ocasión del parto de su hijo, ocurrido en mayo de 2015. En su denuncia dio cuenta de la deficiente atención recibida en ocasión de internarse junto a su pareja, fundamentalmente por parte de la Partera a quien correspondía asistirla, quién le habría practicado tactos reiterados dolorosos y le habría roto la bolsa sin habérselo informado previamente y, por tanto, sin su consentimiento; además,  del maltrato verbal recibido, las amenazas de “terminar en cesárea” o el “uso de fórceps” y la falta de contención, al punto que la abandonó en la sala de parto y su pareja debió ir a buscarla y pedirle que por favor regresara.

Por otra parte, denunció que, durante el parto, el Anestesista  le realizó la “maniobra de kristeller” (presión sobre el fondo del útero) provocándole mucho dolor, una práctica que la Organización Mundial de la Salud (OMS) desaconseja porque no existe una clara evidencia científica como para fomentarla.

Ante la gravedad de lo expuesto, se cursaron pedidos de informes al establecimiento asistencial donde ocurrieron los hechos y a OSDE, como así también se solicitó la intervención de la SUPERINTENDENCIA DE SERVICIOS DE SALUD (SSSALUD).

Tanto la CLÍNICA BAZTERRICA como OSDE remitieron copia de los descargos efectuados por los profesionales involucrados, la Partera y el Anestesista, quienes negaron los hechos denunciados. Por su parte, la SSSALUD llevó a cabo una auditoría en el nosocomio y remitió un minucioso informe donde se destacó que la Institución Auditada, al momento de la visita, ya había tomado conocimiento del hecho e iniciado acciones correctivas.

Sin perjuicio de ello, el Equipo Auditor señaló que “… la percepción de la reclamante, en cuanto a la mala experiencia vivida, denota que la relación establecida entre los profesionales y ella no fue suficiente como para contener a la pareja en el momento más importante de sus vidas, como fue la llegada de su hijo”. Y concluyeron que las situaciones denunciadas “… destacan la naturalización de ciertas prácticas que funcionaron generando Violencia Obstétrica en la persona denunciante …”.

En consecuencia, la SSSALUD realizó las siguientes sugerencias a la Clínica Bazterrica:

· Brindar capacitación al personal que integra los servicios de obstetricia y ginecología acerca de las normativas vigentes y su aplicación para el goce efectivo de los derechos enunciados en las leyes 26.485, 25.929 y 26.529, lo cual implica transferencia de conocimientos, educación y monitoreo del equipo de salud de la institución en el trato respetuoso hacia las personas.

· Difundir en lugares visibles y de fácil acceso los derechos de las mujeres en relación al parto humanizado.

· Mejorar los canales de comunicación de los equipos de salud con la población que concurre a la institución, capacitando al personal que opere en estas funciones.

Por lo expuesto, el Defensor del Pueblo nacional exhortó a la Clínica que arbitre las medidas necesarias para dar curso a las recomendaciones planteadas por la SSSALUD, en pos de optimizar la atención brindada a las mujeres en situación de preparto, parto y postparto, garantizando así el cumplimiento efectivo de la normativa vigente.

 Asimismo, le pidió al organismo de control que adopte las medidas del caso para supervisar y garantizar su cumplimiento, y puso en conocimiento de lo actuado a la Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la Elaboración de Sanciones de la Violencia de Género (CONSAVIG), dependiente del MINISTERIO DE JUSTICIA DE LA NACIÓN, a la Secretaría de Promoción, Programas Sanitarios y Salud Comunitaria del MINISTERIO DE SALUD DE LA NACIÓN y al INADI.

¿Qué dice la ley?

La Ley Nº 26.485 (art. 6, inc. e) de “Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en todos los ámbitos que desarrollen sus Relaciones Interpersonales”, definió a la violencia obstétrica como “aquella que ejerce el personal de salud sobre el cuerpo y los procesos reproductivos de las mujeres, expresada en un trato deshumanizado, un abuso de medicalización y patologización de los procesos naturales, de conformidad con la Ley 25.929”.

También cabe destacar el marco de protección que establecen la Ley Nº 25.929 de Parto Humanizado y la Ley Nº 26.529 de Derechos del Paciente.

¿Usted o alguien que conozca recibió malos tratos durante el trabajo de parto,  parto y/o postparto?

Las denuncias pueden realizarse en el DEFENSOR DEL PUEBLO DE LA NACIÓN, personalmente o por correo a Suipacha 365, a través de una nota explicando lo sucedido. Ante cualquier duda, el Defensor pone a disposición sus contactos para casos de violencia obstétrica, puede escribir a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. , por teléfono al 4819-1500 o al 144 todos los días las 24 horas.

 

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Developed in conjunction with Ext-Joom.com