Martes 25 de Julio 2017

La Defensoría Nacional participó de la audiencia pública para construir un camino dentro de la Reserva Yabotí en Misiones

La Defensoría del Pueblo de la Nación participó de la Audiencia Pública para analizar los proyectos de Camino de Acceso al Lote 8 de la Reserva de la Biósfera de Yabotí, en la Ciudad de Aristóbulo del Valle, provincia de Misiones.

compartir: | | |

La Oficina Derechos de los Pueblos Indígenas de la Defensoría nacional había investigado el conflicto generado en torno a la apertura de un camino que atravesaría una parte del Área Natural Protegida del Parque Provincial Moconá.

En ese marco, en mayo de 2015 se visitaron a diferentes Comunidades Indígenas de la provincia, entrevistándose a miembros del Pueblo Mbyá guaraní sobre la situación de los territorios que se encuentran en la parte denominada Lote 8 Biósfera de Yabotí dentro del Área Natural referida y constatándose in situ que las mismas carecen de caminos en buen estado que permitan el desplazamiento de sus integrantes, el acceso de ambulancias, vehículos e incluso de otras personas.

De los testimonios obtenidos surgió que la construcción de un camino de acceso impactaría positivamente en el goce efectivo de sus derechos a la salud, a la educación, a la alimentación y a la seguridad, al tiempo que les permitiría –aseguran- interactuar de manera más fluida con las otras Comunidades que se encuentran fuera del ámbito de Yabotí.

Por ello, se enviaron notas al Ministerio de Ecología de la provincia bajo cuya órbita se evaluaban las alternativas de caminos de acceso. Concretamente se solicitó información sobre el proyecto en sí, sobre el estudio de impacto ambiental respectivo, los obstáculos a los que se enfrentaba el mismo y los mecanismos de Consulta previa, Libre e Informada implementados.

La Defensoría del Pueblo celebra la utilización de espacios de participación ciudadana y sobre todo la realización de consultas a las comunidades afectadas, en el marco de sus Aty Ñey Chyro.

En materia de Derechos Indígenas, si bien nuestro país y las provincias han realizado importantes avances en reconocimiento de derechos, sus postulados aún no han logrado concretizarse en el disfrute efectivo por parte de las comunidades indígenas y sus miembros, ante la falta de políticas públicas adecuadas que prioricen y atiendan la formulación e implementación de medidas para efectivizar los derechos de los pueblos indígenas reconocidos en la legislación nacional e instrumentos internacionales adheridos por el país.

Todo ello, en la práctica, se aprecia que ciertas condiciones, exclusiones, falta de adecuación de las políticas en materia de interculturalidad, de acceso a los bienes necesarios para una vida digna, y sobre todo la falta de adecuación a contextos específicos (en los que las inaccesibilidades u obstáculos para el ejercicio de derechos se suman y potencian) generan situaciones de inequidad y vulneran la pretendida “universalidad” de los DDHH.

Muchas de estas constataciones se aprecian en situaciones cotidianas en relación a los derechos de los pueblos indígenas, y en particular de las comunidades Ka Pi Yvate, Tekoa Ima, Itao Miri en torno a este caso particular de construcción de un camino para comunidades mbya guaraní. Preocupa la persistencia en ciertos sectores de la sociedad de manifestaciones de corte colonial que llevan a imponer falsas dicotomías tales como derechos indígenas vs ambiente o derechos indígenas vs progreso o desarrollo. Existen caminos posibles para la construcción de una alternativa válida para todos los actores involucrados, mediante un verdadero diálogo intercultural en el marco del respeto por el orden jurídico.

La Defensoría pudo constatar in situ el grado de extrema vulnerabilidad de estas comunidades en materia de derechos fundamentales, tales como la vida, salud, educación, alimentación, etc.  Se comprobó además como la falta de caminos adecuados y en buen estado imposibilita que sus miembros accedan a bienes y servicios esenciales para su integridad, desarrollo y hasta supervivencia.

De esta manera, para garantizar el respeto por los Derechos Humanos de los integrantes de las comunidades  Ka Pi Y Yvate, Tekoa Ima, Itao Miri , apoyamos la urgente construcción de un camino adecuado a las necesidades comunitarias y particularidades geográficas de la región.

Habiendo estudiado las diferentes alternativas propuestas en el Estudio de Impacto Ambiental y por parte de diversos actores, y luego de consultar a las comunidades indígenas afectadas, adherimos a la Alternativa III que propone una traza por dentro del Parque Moconá, tomando los recaudos ambientales y sociales allí planteados, cuya ubicación se describe como “más o menos paralela al actual Sendero Chachí”.  También valoramos esta opción en mérito al proceso de diálogo llevado adelante con las propias comunidades afectas y por ser la alternativa que las mismas, protectoras históricas del territorio, consideran más apropiada.

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Developed in conjunction with Ext-Joom.com