Jue 21 Jun 2018
Latinoamérica y el Mundo 

Diferencias en integración

La Cumbre Iberoamericana de Veracruz da cuenta de la decadencia que está sufriendo esta reunión. No es casual la ausencia de las dos principales economías de la región: Argentina y Brasil. A diferencia del encuentro que mantuvieron los mandatarios de la Unasur, la inclusión social no figura en la agenda; pero sí las políticas de ajuste. El foro deberá adaptarse a la realidad política. 

| | |

Enrique Peña Nieto, presidente de México y Mariano Rajoy, presidente español

Editorial- La Jornada (Mèxico) 

La 24 Cumbre Iberoamericana se inició ayer en Veracruz con un anuncio de renovación en el formato de esos encuentros, que en lo sucesivo serían bienales. En esta ocasión sólo concurrieron 15 jefes de Estado y de gobierno de un total de 22 países que integran la región. Particularmente significativas son las ausencias de los mandatarios de las dos principales economías de Sudamérica, Brasil y Argentina, así como de Bolivia, Nicaragua, Venezuela y Cuba.

Se confirma de esta forma el extravío y el deslucimiento crónico que ha venido padeciendo esa cumbre, realizada por primera vez en 1991 en Guadalajara, a instancias de los gobiernos de Felipe González y Carlos Salinas. Las ausencias de los mandatarios de países de gran peso político, económico e ideológico en la región, en conjunto con la intrascendencia que han tenido los resolutivos adoptados en ediciones recientes, hacen pensar que esos encuentros requieren de una cirugía mucho mayor que la modificación de la periodicidad con que se realizan.

" Las ausencias de los mandatarios de países de gran peso político, económico e ideológico en la región, en conjunto con la intrascendencia que han tenido los resolutivos adoptados en ediciones recientes, hacen pensar que esos encuentros requieren de una cirugía mucho mayor que la modificación de la periodicidad con que se realizan "

Tales cambios tendrían que pasar necesariamente por una adaptación del foro al tiempo y las realidades políticas de la actualidad, entre las que figuran un realineamiento ideológico de los gobiernos de nuestro continente, en claro contraste con la fiebre neoliberal que se vivía a principios de los años 90, y la decadencia de uno de los principales promotores de estos encuentros: el gobierno español. A diferencia de la España de hace dos décadas, que ostentaba una pujanza económica envidiable, hoy la nación ibérica vive abrumada por la crisis económica y se encuentra sumida en el descrédito de la corrupción, el autoritarismo centralista, la falta de representatividad y los cuestionamientos crecientes al régimen monárquico y a los personajes que integran la familia real.

En contraparte, la mayoría de las naciones de la región se han ocupado en impulsar sus propios proyectos de desarrollo político, social y económico, y han proliferado los intentos de construcción de entornos regionales equitativos y soberanos, como el Mercado Común del Sur (Mercosur), la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), la Alianza Bolivariana (Alba) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Cabe dudar, a la luz de estas consideraciones, de la relevancia y el alcance de los resultados que se puedan adoptar en la cumbre que se desarrolla en Veracruz. Además, y sin negar la existencia de lazos culturales y sociales iberoamericanos, es incluso cuestionable, a estas alturas, la existencia de un interés común entre la antigua metrópoli y las naciones latinoamericanas que justifique la realización de un dispendio tan insustancial y estéril como el que representan estas cumbres.

Juan Manuel Karg- Alainet (Ecuador) 

 
Con la inauguración de su sede, Unasur abrió la semana pasada otro período de su corta pero importante experiencia regional. ¿Qué dejó el reciente encuentro de Ecuador?
 
* El bloque recupera cotidianeidad y se consolida. Primero fue el nombramiento, meses atrás, de Ernesto Samper, ex presidente de Colombia, como Secretario General del organismo. Ahora, se le suma la inauguración de la sede oficial, bajo el nombre Néstor Kirchner. Con ambas noticias, Unasur vuelve a tomar el impulso que supo tener en el pasado reciente.
 
* Las “tres agendas” -política, económica y social- ordenan el trabajo. La definición de tres grandes áreas de intervención sirve para orientar esfuerzos. La social apuntará a avanzar en la reducción de las desigualdades en la región -si bien se ha avanzado profundamente en la última década, aún restan esfuerzos por los desequilibrios que dejó el paso de la “larga noche neoliberal” sobre la región-. La económica, a valorizar los productos que América Latina coloca en el mercado internacional. Y la política pasará por profundizar la democracia en la región: allí Unasur jugó su papel, contribuyendo a frenar intentos de desestabilización en Bolivia (2008), Ecuador (2010), y Venezuela (2014).
 
* El Banco del Sur sigue siendo una herramienta necesaria. En el último año se avanzó en su conformación, mediante un primer aporte de capitales, pero aún el Banco del Sur parece ir por detrás de otras herramientas de financiamento regional más avanzadas -y con mayor tiempo, como el BNDES brasileño-. Una de las tareas importantes desde el punto de vista económico debe ser desarrollar esta nueva instancia: en un marco internacional de menor crecimiento al esperado a escala global el Banco del Sur puede jugar un rol clave en la región. Tanto en los discursos de Cristina Fernández como de Rafael Correa apareció la necesidad de avanzar en la "independencia económica" de América Latina.

" Un ejemplo concreto puede mostrar la complejidad de una reunión que, más allá de su tradicionalismo, engloba diversas percepciones de la integración: a su llegada a México, fue el presidente español, Mariano Rajoy, quien afirmó que sería “un grave error” que su país de marcha atrás en sus políticas de ajuste, mostrando un claro contrapunto con las discusiones de inclusión social que se dieron en el marco de Unasur " 

* La consolidación de América Latina como “zona de paz”, eje primordial. Allí Samper, como ex presidente colombiano, puede contribuir firmemente. Se trata de consolidar las instancias de diálogo que tienen lugar en La Habana para resolver el conflicto armado colombiano. Pero también de “blindar” a la región en un momento de gran convulsión internacional: allí podrá desplegarse el Consejo de Defensa Suramericano, creado en la esfera de Unasur.
 
En tanto, en el extenso trajín diplomático que los presidentes de la región tendrán en este diciembre -que se completará con las cumbres del ALBA y Mercosur-, se desarrolla por estas horas en Veracruz, México, la XXIV Cumbre Iberoamericana, con la educación, la innovación y la cultura como tres ejes primordiales. El encuentro, que reúne a los jefes de Estado de América Latina, España y Portugal, tiene el trágico trasfondo de la desaparición de los 43 estudiantes de Iguala -y la confirmación del hallazgo de los restos de uno de ellos, Alexander Mora Venancio-, hecho que ha suscitado numerosas protestas en el país.
 
Un ejemplo concreto puede mostrar la complejidad de una reunión que, más allá de su tradicionalismo, engloba diversas percepciones de la integración: a su llegada a México, fue el presidente español, Mariano Rajoy, quien afirmó que sería “un grave error” que su país de marcha atrás en sus políticas de ajuste, mostrando un claro contrapunto con las discusiones de inclusión social que se dieron en el marco de Unasur. "Hace dos años la recuperación parecía imposible; hoy lo que parece imposible es que hubiéramos llegado a una situación tan dramática", fueron las palabras que eligió Rajoy para graficar el difícil escenario económico español, que dista a todas luces de lo que ha sucedido en América Latina durante la última década, con amplias políticas de redistribución.
 
Con menores pretensiones que Correa la semana pasada, cuando ofició de anfitrión en una cumbre de verdadero reimpulso, Peña Nieto intentará aprovechar las diferentes visitas de jefes de Estado para apaciguar los ánimos de la protestas callejeras que hace más de un mes se expanden por el país exigiendo justicia por el caso Iguala. ¿Lo logrará? 
 
 
Leer el artículo de La Jornada aquí 
Leer el artículo de Alainet aquí 

#‎LatinoaméricaPiensa‬ ► www.latinoamericapiensa.com

Un vídeo publicado por Latinoamérica Piensa (@latampiensa) el

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Suscribete al newsletter

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Informe especial

Informe especial

Informe especial

Radio Malena

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

"

Developed in conjunction with Ext-Joom.com