Jueves 23 de Noviembre 2017

Transporte: La Defensoría del Pueblo de la Nación pide que se incorporen como beneficiarios de tarifa social a otros grupos vulnerables

La Defensoría del Pueblo de la Nación exhortó al Ministerio de Transporte de la Nación para que  incorpore como beneficiarios de tarifa social a quienes perciben Seguro por Desempleo, a los jubilados y pensionados que no cobren a través de la ANSES, a quienes se encuentren sin ingresos fijos, a quienes perciban sumas mensuales inferiores a un Salario Mínimo Vital Móvil, y a todas aquellas personas que justifiquen y acrediten la necesidad de contar con este beneficio.

compartir: | | |

 

La exhortación tiende a garantizar el ejercicio de los derechos de los usuarios y ciudadanos del país, ante las múltiples denegatorias que soportaran de la tarifa social, y del SUBE (a través de Nación Servicios, en su carácter de Agente de Administración y Gestión del Sistema).

Dentro de esos casos de denegatoria podemos mencionar tan solo como ejemplo:

·  una ciudadana que reside en la provincia de Buenos Aires y que posee Certificación Negativa de la ANSES, no tiene ingresos fijos y vive de trabajos esporádicos;

·  una solicitante jubilada y discapacitada, por no figurar en la ANSES al ser jubilada de otra Caja;

·  una señora que percibe una pensión de Prefectura Naval de $ 3735,55, por idéntico motivo;

·  un hombre que trabaja de lunes a sábados realizando tareas de limpieza en un edificio y que cobra la suma de $3973 en mano, bajo el convenio de maestranza, y que abona $3000 por una habitación en un hotel.

Cabe recordar que a través de la Resolución N° 975/2012 del ex Ministerio del Interior y Transporte, se dispuso la aplicación de Tarifa Social para los usuarios del sistema de transporte público automotor y ferroviario que posean tarjetas del Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE) y se determinaron como grupos beneficiarios de las tarifas con atributo social los Jubilados y Pensionados; Beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo; Beneficiarios de la Asignación por Embarazo; Beneficiarios del Programa Jefes de Hogar; Personal del Trabajo Doméstico, Veteranos de la Guerra de Malvinas; Beneficiarios del “Programa de Respaldo a Estudiantes Argentinos” (PROGRESAR); Beneficiarios del “Programa Ingreso Social con Trabajo”; Beneficiarios de Pensiones No Contributivas; Monotributistas Sociales inscriptos en el Registro Nacional de Efectores de Desarrollo Local y Economía Social (REDLES) y Otros Beneficiarios que se establezcan en el futuro.

A su vez se determinó que para poder gozar del beneficio, estos usuarios deben poseer la Tarjeta SUBE debidamente personalizada con el atributo social y/o el grupo de afinidad que le corresponda.

Al solicitarse informes a la empresa Nación Servicios, ésta se limitó a interpretar si los casos planteados se encuentran o no contemplados dentro de los grupos arriba descriptos, deslindando su responsabilidad respecto de la inclusión u omisión de potenciales beneficiarios del beneficio.

Por su parte, al consultar al Ministerio de Transporte sobre los motivos por los cuales no se incluyó a quienes se encuentran percibiendo Seguro de Desempleo dentro de los beneficiarios de tarifas social, esa cartera sostuvo que “…sin perjuicio de haberse priorizado en esta primera etapa a otros grupos beneficiarios, tanto desde la Secretaría de Gestión de Transporte como desde Nación Servicios S. A. se están considerando las exigencias planteadas por los usuarios en virtud de sus diversas realidades, a efectos de evaluar los reclamos y, en su caso, de conformidad con la partida presupuestaria asignada para el ejercicio 2016, sumar grupos de afinidad o atributos sociales a los beneficiarios de la tarifa social”. De esta afirmación, entonces, se desprende que a ese ministerio no se le pasa por alto la existencia de grupos excluidos del beneficio de la tarifa social, a pesar de resultar indudable la necesidad que tienen los usuarios ya descriptos de contar con la misma.

Claro está que, para el colectivo reseñado, el servicio de transporte constituye un elemento de vital importancia para esas personas puedan desarrollar su vida cotidiana, y en su caso, cumplir con sus compromisos laborales, obtener un trabajo o bien gozar efectivamente de un derecho que por ley les corresponde y que no se les concede por errores u omisiones ajenos a su voluntad, y que deberían ser subsanados inmediata y directamente por la propia Administración Pública Nacional.

 

En definitiva y como mínimo, deberían incluirse dentro de los beneficiarios de tarifa social a quienes perciben el seguro de desempleo, a quienes se encuentren sin empleo (y que no perciban seguro de desempleo), a aquellos beneficiarios de jubilaciones y pensiones que no sean de la ANSES, a quienes perciban haberes mensuales inferiores a un Salario Mínimo Vital y Móvil, y a todos aquellos que fundamenten y acrediten su necesidad de contar con tarifa social.

 

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Developed in conjunction with Ext-Joom.com